Buscando algo ?

17 January 2018

Sindrome de perdida de cosmovisión.

Recientemente tuve una conversación.



Y ha vuelto a mi mente varias veces.



Todos tenemos que enfrentarnos a vivir vidas que de una forma u otra  se distancian de nuestros imaginarios personales.



Consecuencia directa creo yo de no tener las herramientas para dimensionar adecuadamente la realidad.



Esto es una labor que atañe a cada uno de nosotros. Pues es un elemento intrínseco de la experiencia individual de la vida.



Cuando inevitablemente, colisionan los imaginarios y la realidad. Nos encontramos con uno de los vacíos y estados de desesperación más personales y reales de la vida.



Nuestra mente es resistente al cambio, y la cultura en la que vivimos fomenta este modelo de pensamiento de "una sola verdad, un solo sendero".



Pero más allá de escribir este post para buscar culpables, lo hago por el peso y dolor que significa este proceso.



Me doy cuenta de que es un dolor muy profundo, demasiado hiriente. Que pone en jaque más de lo que podemos poner en palabras y que fomenta con mucho el aislamiento y la auto vejación.



Creo que ver el dolor de otras personas, me ha ayudado a contextualizar el propio. También veo a quienes no se han encontrado con este umbral todavía, unos sin siquiera darse cuenta de lo que predican, otros luchando contra todo(incluyéndose a sí mismos) para cuadrar, para ser, tener... lo que sea que sea el horizonte reinante.



Creo tener un sendero alrededor de esto, que más allá de ser un simple parche, habla de cierta tranquilidad. Cierta conciencia, de que hay un límite a cuanto puede desconectarse el discurso dominante de las realidades de la vida y de la experiencia individual.



Pero me gustaría encontrar una forma de alcanzar a otros en su calvario, hacerles saber que su dolor es innegable, pero no así los juicios que emiten contra sí mismos (o el prójimo, o el mundo, o dios, etc..). Que el daño, la ira, y el sinsentido pueden minimizarse, que algo que viene con la experiencia, es una oportunidad de darse cuenta de una máxima existencial de libertad.



Por un instante, en el momento en que pierdes aquello que fue tu hogar, centro o meta. Eres libre, en lo profundo de tu mente, la conciencia de lo frágil del mundo, de ti mismo, o de las promesas se hace evidente.



Y eres libre de todas tus propias expectativas



Lo que siga a esto, puede ser cualquier cosa. Los hay que compran una respuesta previamente empacada, los hay quienes deciden no encarar esto por el tiempo que puedan evitarlo, los hay que buscan vivir la realidad ahora muerta, a pesar de saber su condición.



Creo que la mejor aspiración que puedo imaginar alrededor de esto, es tener como meta hacer más amplia tu comprensión en cualquiera que sea tu nueva versión de la realidad. Que lo que produzcas sea síntesis y no simplemente una postura reaccionaria.